Llega el 2020

Por el 2009/2010 leía por primera vez el libro The Pragmatic Programmer y desde entonces cada año, siguiendo uno de sus consejos, escogía un nuevo lenguaje que aprender cada año (que no, masterizar… seamos realistas).

Estos dos últimos, fuera del ámbito laboral (aquí poco se habla de trabajo), Python ha sido mi nuevo niño bonito. Siempre he tenido una inclinación muy fuerte por las tecnologías relacionadas con datos é infraestructura de backend. Desde deep learning a simples scripts de ETL 🙂 ez, y lo tiras en cualquier proveedor de cloud.

Otro año más Python será el lenguaje en el que siga profundizando, pero 😛 se le une un pequeño amigo, QASM 2.0, el lenguaje de “ensamblador” cuántico. Desde hace algún tiempo he estado estudiando física de partículas y programación cuántica. No soy un ferviente seguidor del movimiento cuántico; cuenta con unas limitaciones enormes, que esconden un potencial que aun no llegamos a imaginarnos… igual que el sol chino, es cuestión de tiempo.

Los propósitos para 20 los tengo muy claros:

  • Volver a escribir aquí, en Ratón de Bola, sobre lo que me salga del níspero la verdad. Muchas veces serán techies, otras de gaming, alguna de música, alguna de las frikis potentes que no se lee ni dios, glhf
  • Leer (aun que sean audio libros) sobre todo algo no techie (ni laboral)
  • Más Yoga
  • Jugar al WoW y hacer de padre responsable en el Fortnite (el discípulo pronto pasará al maestro y podré volver a juegos de verdad)

Alguno puede pensar que son sesgados, que no son maduros. No creo que sea así, temas como ahorrar, comprarse una casa o pinchar un globo (aka tener otro hijo más) escapan a mi control total. Por eso no me gusta tenerlos como objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.